¿Qué tiene ella que no tenga Yon?

Hola. Soy yo, tu amiga. ¿Sabes? Ayer estuve con Yon. Aún no entendemos bien ninguno de los dos tu relación con esa chica.No la conozco bien y por eso no puedo juzgarla, no me parece justo, pero desde que andas con ella han cambiado mucho las cosas, ya no eres el de antes. No entiendo cómo puedes hablar así de Yon sabiendo lo buenos  amigos que habéis sido.

Déjame decirte algo:

Unos labios son unos labios siempre, aunque tú no lo quieras ver, lo que hace especial un beso no es la boca que lo da, sino lo que te transmite la persona que lo da al hacerlo. Aunque lo niegues, puedes sentir lo mismo al coger la mano de una persona de tu mismo sexo que cogiendo la mano del sexo contrario. Somos personas, ¿sabes? Todos tenemos muchas cosas buenas y malas para ofrecer. Dentro de cada uno de nosotros hay una forma distinta de ser y de ver el mundo pero no por ello hay que despreciar lo que sientan los demás.

Puedes empeñarte en decir que no es lo mismo, o que tú jamás podrías hacer eso. Pero amigo, te aconsejo que no hables de cosas que todavía pueden suceder. Justifícame con argumentos razonables por qué no es lo mismo acariciarle el pelo a un hombre que a una mujer. Por qué desde que te enteraste de la sexualidad de Yon empezaste a huir de él.

¿Por qué?  Si siempre habéis sido uña y carne. Demasiados prejuicios en una mente tan cerrada. Retrocede en el tiempo y dime ¿acaso no pasabas las tardes riéndote con él sin poder parar? o las tardes de parchís, las noches de fiesta y borrachera. Las mañanas de resaca. Los días en los que necesitabais un abrazo y os lo habéis dado. Sin excusas, sin prejuicios.fyd

Las veces que he tenido que haceros callar porque no me dejabais dormir con las risas. Porque sí, os daba igual dormir juntos o no. Erais amigos. Siempre habéis sido amigos.

Y dime, ¿Qué ha cambiado ahora? ¿Acaso no es el mismo? Te aseguro que si volvieses a necesitar un abrazo, pese a todo, él iba a estar ahí.

Porque querido, él no tiene ningún problema. Eres tú quien ha cambiado realmente. Y te daré tu tiempo. Que recapacites, que lo pienses, que medites seriamente qué tiene ella que no tenga Yon, o cualquiera.

Y cuando lo sepas…

me llamas.

Y nos vamos de nuevo de cañas. Como siempre.

Sin excusas, sin prejuicios.

3 comentarios en “¿Qué tiene ella que no tenga Yon?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s