Amigo.

Con el paso de los años te das cuenta de que de esos con los que compartiste tantos momentos, sólo quedan dos o tres, y que precisamente son los que desde el principio tuviste claro que iban a valer la pena.

Hoy en día, agradezco haber apostado por ellos. Porque no necesariamente tienes que pasar 24 horas o hablar todos los días con esa persona. Sabes que es especial cuando sólo con recordarle sonríes o no te hace falta llamarle para saber que va a estar ahí para ti.

De esas personas que te aportaron muchas cosas y te conocieron en tus peores momentos, de esas que irremediablemente tienes que querer porque de alguna manera o e otra han sido, son y serán parte de tu vida independientemente de que en un futuro no estén.

Y es entonces cuando te preguntas… ¿Por qué no habré pasado más tiempo con esta persona antes? ¿Por qué he sido tan tonta y no me he dado cuenta de la suerte que tenía de tenerles? Ahora me doy cuenta.

Y me doy cuenta porque cuando no veo salida a las cosas o no me encuentro a mi misma aparecen y te hacen ver que realmente siempre estuvieron ahí. Y te recuerdan que tienes miles de razones para seguir pese a que todo lo veas oscuro.

Y es a ese tipo de personas los que más cerca deberías tener y, posiblemente, los únicos que puedas llamar de verdad ”AMIGO”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s