Llámala.

Para un segundo. Mira atentamente y piensa seriamente en lo que vas a leer a continuación. 

¿Eres consciente de las cosas que perdemos por miedo a fallar, por vergüenza o, lo que es peor, por orgullo?

Tío. Sabes desde hace tiempo que en tu cabeza solo existe ella. Que por más que buscas y pasan los días no logras que tu cabeza no deje de llevarte a esa imagen de su maldita sonrisa.  Y aún así sigues ahí, sentado, dejando el tiempo correr y a ella escaparse. ¿No te das cuenta?

Si la ves en fotos y sonríes, llámala.

Si todavía recuerdas todo lo que habéis vivido juntos, llámala.

Si te tiembla el pulso con cada  “en línea´´, no la ignores, llámala.

 Aunque te parezca una locura, hazlo.

¿No sabes si tienes una posibilidad? ¿No sabes si se acuerda de ti? Llámala.

Puede que no consigas nada, o puede que sí.

Si no eres capaz de imaginar en tu cama a otra persona que no sea ella, llámala.

No tengas miedo. Estás perdiendo más sin decirle nada que intentándolo.

¿Qué haces que aún no has cogido el móvil y has abierto la agenda?

Vamos, coge el teléfono. Explícale todo. Que has cambiado, que no puedes olvidarla… todo.

Si lo sientes, llámala. ¿Quién te dice que ella no está igual? ¿Acaso tú no disimulas?

Si tu boca te ruega otro beso, aunque sea el último, llámala.

Inténtalo, de verdad. El  NO ya lo tienes.

Si la echas de menos, llámala.

Si la quieres… DEMUÉSTRASELO.

Más vale un“ te quiero´´ sincero aunque sea tarde que una vida entera llena de ‘’ ojalás’’.

3 comentarios en “Llámala.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s