Cuéntales

Cuéntales a todos antes de que sea tarde los besos que nos hemos dado. Cuéntales los que te quedan por darme.

Cuéntales las noches en las que ”ir al trabajo” eran dormir conmigo y despertar sin ti.

Cuéntales qué ojos has sentido que te decían verdades y en cuáles sólo veías comodidad para todos… […]


Esta vez tocaba una reflexión a voces. Aunque esta vez la voz fuera diferente a la que habéis escuchado anteriormente, espero que os haya gustado y que reflexionéis sobre el asunto.

¿Estás realmente en el sitio que quieres estar?

 

¡Buenas noches!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s