¿Por qué no?

Vivimos, sin darnos cuenta, en un bucle continuo. En pura rutina.

Solemos tener un tipo ”X” de amigos, buscamos un modelo ”X” de pareja porque sin quererlo la mayoría de nosotros tenemos por convención o costumbre  un prototipo de persona ya fijado en nuestra mente. Que puede aproximarse más o menos, pero que normalmente la persona que elegimos está dentro de lo que serían tus ”límites establecidos”

Y así, todo va bien. No hay dudas y todo resulta ser maravilloso. El problema llega cuando nos topamos con alguien que rompe tus límites completamente y resulta que es precisamente ese detalle lo que te gusta. Y ya nos bloqueamos. Y nos entran los miedos. Y lo peor es que cuanto más descubres y más opuesto es, más te gusta.

Y empiezan los porqués. Y las dudas. Y tú solo sin darte cuenta te creas una barrera de protección por miedo a lo desconocido. Esa coraza famosa que nos hacemos y no nos deja ser nosotros mismos.

Pero, ¿Quién te dice a ti que tal vez, tus límites, no fueran lo que realmente no te dejaban ser tú mismo?

La vida pasa muy rápido, demasiado. Tanto que si te paras a querer entenderla en lugar de vivirla, te la pierdes.

Y es entonces cuando dejas a un lado las dudas y los porqués y empiezas a preguntarte…

¿Y por qué no?

Modelo: @sosasoel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s