Aprender para avanzar

A veces me paro a pensar en lo rápido que pasa el tiempo y lo mucho que se puede dar la vuelta la tortilla.

Cómo cambia el cuento con el tiempo, eh.  Es increíble ver cómo gente a la que amaba ya no está y cómo gente con la que pensaba que nunca, ahora amo. Miro atrás con una mezcla de nostalgia y pena por no saber distinguir si esto es bueno o malo. Seguir leyendo